Imagen
 
DEVOCIONALES | EL CELO DE DIOS | OFRENDA A DIOS | YO SOY | ESTE ES MI HIJO AMADO | LA POTENCIA DE LA GRACIA DE DIOS | SIN ATRACTIVO | GRACIA Y CONOCIMIENTO | LUMINARES DEL MUNDO | TE CUIDADO DE TI MISMO | EL DEDO DE DIOS | DEMAGOGIA CRISTIANA | DESPIERTATE TU QUE DUERMES | GOLPEANDO NUESTRO CUERPO | PORQUE DE EL | FIELES AL SEÑOR | PUESTOS LOS OJOS EN JESUS | CONOCIDOS POR DIOS | AQUI VIENE EL ESPOSO | OLOR GRATO | MAS QUE HERMANOS | DEBAJO DEL SOL | JESUCRISTO ES DIOS | EL ADULTERIO | EN ESTO PENSAD | EMBAJADORES DE CRISTO | NO AL MUNDO | ENTRE MIEL Y LEVADURA | QUE SE QUEDE EN EL PESEBRE | YA VIENE CRISTO | DIOS ES REY | EL MISTERIO OCULTO | VASOS DE BARRO | SABEMOS QUE HAS VENIDO DE DIOS | GRACIA MULTIFORME | COMO EN LOS DIAS DE LOT Y NOE | EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR, OIGA | EL LLEVO NUESTROS DOLORES | OCUPAOS EN VUESTRA SALVACION | PALABRAS SENCILLAS | EN MEDIO DE SU PUEBLO | PALABRA DURA | EL PODER DE LA TRADICION | EXTRANJEROS Y PEREGRINOS | CRISTO: EXPIACION, PROPICIACION, REDENCION Y REMISION | LA FELICIDAD | LA CONGREGACION | LA CUEVA DE ADULAM | EL MILAGRO DE LA CONVERSION | EL SELLO DE DIOS | CRISTO NUESTRO SUSTITUTO | LA CREACION GIME | DE LO ALTO | LA VOZ IRRESISTIBLE | MULTIPLICACIÓN DE LA MALDAD | LA CASA DESIERTA | ALZA DE PRECIOS | PRESOS DE CRISTO | A SOLAS CON DIOS | ¿QUE COSAS LIMITAN MI SERVICIO A DIOS? | EN MEDIO DEL FRACASO | LA OFERTA DE SATANAS | LA LEGÍTIMA HUMILDAD
 
OFRENDA A DIOS

   
 
“y Caín fue labrador de la tierra....(Caín) trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová....pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya”
Génesis 4:5


La pregunta que todos, alguna vez nos hemos formulado, es el por que Dios no se agradó de Caín y de su ofrenda.
Sin dudas, todo lo que podamos ofrecer a Dios, pero cuyo origen es exclusivamente el producto de la capacidad, experiencia y esfuerzo humano, jamás es bien recibido por Dios.

Ya Pablo lo enseñaba a los Corintios cuando les decía que “no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios” ( 2 Corintios 3:5)

Caín revela claramente los estímulos de su corazón al llevar una ofrenda hecha por su arduo esfuerzo. Su actitud, es la médula de toda religión que pretende agradar a Dios merced a sus buenas obras, esfuerzos y justicias propias.

En contraste, vemos a Abel quien experimenta la relación pura con Dios, reconociendo que en él no hay méritos válidos para ser agradable a Dios, y apela a un sustituto inocente, ofreciendo lo mejor de sus ovejas que sin dudas, viene a ser un símbolo de nuestro bendito Salvador.

La Biblia presenta abundantes casos de personas que pretendieron “ganarse” el favor de Dios, haciendo obras, pretendiendo pagar el don divino, ofreciendo grosuras y sacrificios, pero todo fue en vano; Dios no acepta ninguna ofrenda que no porte el sello de la figura bendita y gloriosa de Cristo.

En la actualidad, se pretende comprar el favor de Dios y torcer el brazo soberano del Creador mediante sudorosas labranzas y faenas humanas, cuyo final será solo el pobre y miserable producto de hombrecitos.
Dios nos guarde de decir: “ Esto es lo que hecho por ti” en lugar de decir: “ Esto es lo que tu has hecho en mi” para la gloria de Dios.

Lo que ocurrió con Caín, sirve para entender la fuerza y la potencia del sentir de Dios, cuando alguien pretende robarle la gloria a su amado Hijo. Tan solo recordemos cuando Moisés estropeó humanamente la simbología tras la peña desde donde brotó agua (Números 20:1-13)

Amados, meditemos acerca de lo que le estamos ofreciendo al Señor como ofrendas y servicio. ¿Es producto de nuestras manos para nuestra vanagloria o es fruto del Espíritu Santo para su Gloria?
Dios nos ayude a ser como aquel Abel que reconoce su bajeza y apela a aquel que encubre sus pecados, y despojarnos de ese Caín que desea que le reconozcan su arduo trabajo robándole la gloria a Cristo.

PEL2006